Más sencillo, mejor

Estuve trabajando en un complejo sistema de cuentas para los módulos de contabilidad que ahora tenemos en el sitio. 

Me documenté bastante y memoricé como si fuera un mantra aquella regla que dice “Cuentas deudoras acumulan en el Debe, acreedoras en el Haber”. Todo para nada.

Diseñé un mecanismo que analiza la naturaleza de las cuentas y las acumula en un kardex, que luego sirve para generar un histórico diario de movimientos. Ese histórico sirve para generar reportes y analizar movimientos. La balanza sale del kardex, etc. 

Cuando ponemos los módulos a prueba me informan que el sistema está acumulando mal los saldos. Entonces me entero que las cuentas acreedoras son negativas, o cuando menos así se manejan, según entendí. Es decir, que tanta fórmula sirvió para dos cosas, pues la simple álgebra se encarga de resolver el problema. 

Siempre digo que hay que comprender cómo funcionan las cosas antes de intentar modificarlas. Uno nunca deja de aprender.

Regálame un comentario