Ocurrió también en un café

Me ocurrió algo bien gracioso hoy por la mañana.

En mi sueño platicaba con un amigo en un café y en determinado momento me preguntó: “¿Por qué no tienes frío? Me estoy congelando”, entonces desperté y me di cuenta de que de verdad me estaba muriendo de frío (pues se me ocurrió dormir con el ventilador encendido). Estiré el brazo apenas para tomar una cobija (que dejo a un lado en la cama en estos días) y me cubrí con ella. La sensación cálida me hizo sentir en el paraíso. Con una enorme sonrisa me dispuse a cerrar los ojos y disfrutar de un poco más de sueño, justo en el momento en el que el *#&)#=(“/%$ despertador comenzó a sonar.

Así que hoy retomé mi horario de las 5am, un tanto triste pues fue bien difícil dejar el nido.

Aunque admito que también un tanto divertido.

En mi sueño (antes del incidente de la cobija) este amigo me preguntó si una mujer podría desear estar con una persona solo por su físico (por su apariencia pues) y yo casi muerto de risa le contesté (que me perdone mi hermana hermosa): “Si a mi hermana le pusieran enfrente al tal Cristian Levi, lo encuera sin preguntar”, cosa que es graciosa porque no tengo idea si es verdad. Dos chicas que andaban cerca se sentaron a la mesa y muertas de risa confesaron que también lo harían.

Hoy será un gran día.

.

Regálame un comentario