A veces solo sigues adelante

Botas está acostada sobre la barda, me encuentra y se levanta. Es un salto de casi dos metros de altura, pero siente que no puede lograrlo. Momo, quien está acostado cerca de ella, se lanza hacia el suelo y cae con gracia. Los gatos siempre encuentran la forma de caer con gracia.

Botas ha pasado mucho tiempo dentro de la casa después del accidente. Su pata ha sanado, pero no puede apoyarse en ella como antes. Decido no ayudarla, entonces Botas camina hacia un extremo y da un salto pequeño hacia el registro de agua, luego hacia una plataforma cerca de la toma y finalmente hasta el suelo. Entonces corre a mi encuentro y salta dentro de la casa tan pronto como abro la puerta.

En ocasiones tienes que salir adelante de una u otra forma, no importa si tienes que tomar el camino más largo.

2 thoughts on “A veces solo sigues adelante

Leave a Reply