Andaba de vacaciones

Recientemente tomé vacaciones. Hacía meses que esperaba por ellas, sentía que mi cuerpo se caía a pedazos y mi mente daba cientos de vueltas. Me sentía atrapado, desesperado, ansioso quizá; tenía ganas de salir corriendo, desaparecer en el asfalto y nunca volver. Las vacaciones me hicieron mucho bien.

Me alejé de la oficina, de la gente, del bullicio de las calles. Me alejé de mis personalidades virtuales, de mis sitios Web, de mis costumbres en Internet. Decidí que estas serían unas vacaciones en la mente de otra persona, ya que necesitaba urgentemente salir de la mía. Renté las seis temporadas de Bones, una tras otra, y disfruté cada episodio. Es una buena serie, tiene algo de telenovela, pero los personajes tienen chispa. Me encantó salir de mis problemas y concentrarme en los de ellos.

Estuve en casa casi sin salir por espacio de una semana. Luego comencé a visitar unas oficinas para unas entregas en el proyecto Orion y caminar cerca de la playa. Esta segunda parte fue un tanto purificadora. Uno de los objetivos al salir de vacaciones fue concentrarme en este proyecto, estábamos en el limbo y necesitábamos despegar. Avancé todo lo que pude, retomé las pláticas con los clientes, visité algunas de sus instalaciones y eché a andar el proyecto de nuevo. Ahora todo marcha sobre ruedas, aunque hay muchos baches en el camino.

En lo personal, me siento más relajado. Tengo la mente más clara, aunque tal vez no lo suficiente. He recobrado mi equilibrio, mi estabilidad emocional, aunque aún falta mucho por lograr. Creo que eso es algo que nunca habrá de terminar. Solo espero que dentro de veinte años, cuando comience a vislumbrar el ocaso de mis días, pueda mirar hacia atrás y disfrutar de cada momento.

Si, cuando comience a vislumbrar, porque aún me siento muy vivo.

Hoy retomo mis ideas, porque son mías, siempre lo han sido. Comprendo ahora, aunque ya lo sabía antes, que solo yo puedo lograr lo que deseo. Yo soy el único que puede impedirlo en este momento. Verán, hay que dejar de escuchar consejos de vez en cuando.

Voy a seguir trabajando en este sitio Web y escribiendo mis cuentos, aunque a pocos les gusten. Voy a seguir trabajando en mi primer novela, creo que ya va siendo hora de hablar de ella. De hecho, creo que comenzaré a redactar el proceso que sigo para crearla. No es algo profesional, esta es la primer novela que escribo, pero de algo habrá de servir. Pero más importante aún, lo voy a hacer con calma. Me voy a tomar todo el tiempo que necesite, porque quiero que sea buena, diferente, única.

Gracias por leer, nos vemos pronto.

.

2 thoughts on “Andaba de vacaciones

  1. Hola Eduardo! Qué bueno tenerte de vuelta, me encantó la parte donde dices “de vez en cuando hay que dejar de escuchar consejos” tal vez sería menos complicado si no siempre siguiéramos al pie de la letra lo que otros nos dicen. Y sí tienes razón, unas buenas vacaciones, dejar todo atrás aun si son escasos días hacen una gran diferencia.

Leave a Reply